Globeros en Alaska a la Paret de Catalunya (260m, 7a)

Estuvimos dos días y una noche en Montrebei, cada uno con un momento mágico, cada uno protagonizado por uno de los tres colegas con los que compartí cordadas, vinos y risas. El momentazo del sábado corrió a cargo de Alex, cuando en el primer 7a de la Latin Brothers se metió tal apretada que Gerard y yo, que estábamos en la Caos Rampante, le escuchamos pegar unos gritos fanatiquísimos. Tanto que me insufló ánimos a mí, que estaba luchando con mi propio largo clave. Unas horas más tarde, Xavi y Alex saldrían por arriba haciendo los últimos largos bajo una pequeña nevada primaveral. La cosa prometía.

El sábado, disfrutando en la Caos Rampante

El segundo momentazo corrió a cargo de Xavi, que se vino arriba al calorcito de la fogata y entre vino y vino se animaba hasta a hablar en alemán con unos italianos. Cuánta vida dan estas noches.

La fogata de la noche

En estas nos plantamos el domingo, cambiando cordadas, Xavi y yo en la Globeros en Alaska y Gerard y Alex en la Desequilibrio Hormonal. Nuestra vía comienza con un apretoncito protegido con un parabolt (no te caigas antes) y luego se mete en un diedro de disfrutar.

La rese del equipador, Albert Ganxets

El segundo largo ya tiene una apretada, un paso fino plaquero para luego ir templadito con tendencia derecha. De presas laterales y pies malos, es un largo que tanto te puede saber a 6c, como a mucho más, depende de cómo le entres.

Se planta Xavi delante de la siguiente tirada, que se ve impresionante desde la reunión. Se trata de una fisura perfecta que cruza una placa vertical, con un parabolt a media altura pero nada más (en comparación con otras tiradas de esta vía, muy poco equipada). Xavi se mete, supera el parabolt, mete un camalot del 3 y sube. Y sube. Y sube… Y no se le puede reprochar que no intentase meter nada, simplemente no atinó con los empotradores que iba probando, por lo que se fue tostando los antebrazos. Al final metió el totem negro en una fisurita, se montó sobre el pie para alcanzar el canto salvador y… patinada y vuelaco. Del. Totem. Negro. Con este muchacho no gano pa disgustos.

Xavi comenzando el largo donde voló

El caso es que el tío se recompone, termina el largo y yo lo recupero, comprobando que los 80 pavos de cada totem son la mejor inversión de mi vida, máxime cuando el más pequeño, el negro, ya es el segundo vuelo que para, después de que yo resbalase intentando hacer la versión directa de la Sur al Pájaro. Lo que pasa es que ahora me toca a mí el largo estrella, el 7a de continuidad. Comienza fácil pero rápidamente se pone técnico. Presa pequeña, pies finos… «Xavi, atento»… muevo el cuerpo, recoloco los pesos y… bum! llego al canto salvador. Pequeña travesía a derecha, de canto amable, yo pensando: no es para tanto el 7a. Miro para arriba y veo que me queda TODO el filete. Qué pasada de movimientos, pequeñas apretadas, balanceo de pesos… todo lo que nos flipa de la escalada en placas. Y cuando llego a un buen reposo, miro para abajo y veo a Gerard flotando en los diedros de la Desequilibrio. El tercer momentazo del fin de semana, tuve el tiempo justo para sacar el móvil en el reposo y tirarle este fotón sin joderme el encadene.

GAUDINT!

De ahí para arriba todavía quedan dos largos con pasos de finura, el primero sobre 6c y el segundo entre el 6c+ y el 7a, sobre todo por la dificultad para leerlo a vista. El último largo tiene una panza de 6a+ en la que por un momento te sientes en Riglos y 40 metros más de V para disfrutar del fin de fiesta. En general es una vía donde los pasos duros están bien equipados y en el resto, puedes proteger con relativa facilidad.

Por si la escalada, el buen tiempo y los compañeros no nos hicieran sentir ya unos malditos afortunados, todavía pasó algo que acabó de confirmar nuestras sospechas de que tenemos una flor en el culo. A Alex se le cayó el móvil del arnés en el último largo y Gerard juraba que lo había visto caer en la última repisa, a unos 40m de la cima. Como ellos llegaban cansados del largo fijé yo una cuerda para descender y luego poder jumarear. Cuando llegué a la repisa y escuché el móvil sonando no podía creerme que estuviera intacto. Qué puedo decir, brutality.


Material: Un juego de friends, del totem negro al camalot #3, más empotradores
Fecha: 18/04/2021
Horario: unas 5 horas

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s