Corbeau a la Paret de Catalunya (450m, 6b)

A los que habéis dicho, alguna vez: hoy en día todo el monte está domesticado. A los que os quejáis de que ya no hay aventura y que no quedan sitios salvajes. A los que protestáis porque Montrebei ha pasado de ser una catedral para super-hombres a convertise en el terreno de juego para cualquier escalador de fin de semana: id a la Corbeau. Y si sois masocas, id a la Corbeau desde Pont de Montanyana.

Este fin de semana tenían que cundir las cosas. Yo había bajado de Suiza en avión para escalar, así que Arnau me pasó a buscar por Barcelona y tiramos directos hacia el Montsec. Como escalar es un deporte de equipo, habíamos quedado también con Xavi y Alex, que iban a hacer la Tempesta Nocturna, y por eso nosotros decidimos ir contra toda lógica y atacar la Corbeau desde el parking de la Masieta. La aprox nos llevó más de tres horas largas, ya que no es sencillo encontrar el sistema de caminos, cuerdas fijas y tarteras que te llevan a la vía desde aquí. Para futuros repetidores: sí o sí hay que aproximar desde el Prat. Esta aproximación, eso sí, nos sirvió para comprobar de primera mano el estado lamentable en que se encuentra el congost, que baja con menos agua que nunca.

Eran casi las diez de la mañana y yo comenzaba con el primer largo de la vía, que ya conocía de cuando hice la Latin y la Cor Salvatge. Monto reunión y tira Arnau, y aquí empiezan los líos. Leímos mal la reseña y durante un rato pensamos que había que tirar recto por un bombo fisurado que se veía inhumano y roto. Al rato Arnau tomó la sabia decisión de tirar por la izquierda del bombo, donde ya por fin encontramos la línea.

Los largos 3 y 4 los empalmé yo bastante bien, aunque habiendo de dejar mucha más distancia entre seguros de la que me hubiera gustado, porque no habíamos repetido muchos fiends y en la vía hay muchos menos clavos que los que dice la reseña. Arnau hizo rápido el largo de travesía a derecha y me encordé yo de nuevo para el siguiente.

Aquí fui yo el que perdí muchísimo tiempo leyendo la línea. No encontré muchos de los clavos que dan, y me lié la vida intentando tirar demasiado a la izquierda en algún momento. Me fui quedando sin material poco a poco hasta llegar a la reunión sin un triste friend, todo para encontrarla totalmente limpia. Un par de cicatrices de clavos denotaban que antes la vía había estado un poco más equipada, pero en 2022 es una vía sin casi equipamiento en largos y con muchas reuniones a montar. Con tricams y un poco de magia monté reunión y Arnau empezó a subir, mientras yo miraba la hora con preocupación, eran las 2 de la tarde y no habíamos hecho ni la mitad de la vía.

Debía de estar a punto de estornudar

Arnau cogió los trastos y cambió de chip completamente. Consciente de la presión del tiempo, y de la posibilidad de que las cosas se giraran y nos tocara pasar la noche de loro en la cima, escaló el siguiente largo a muy buen ritmo, y yo intenté hacer lo mismo con el siguiente, en el que creo que empalmé largo y medio. A estas alturas de la pared, la vía no cambia mucho de lógica, pero al menos seguir la línea ya es totalmente evidente.

Estábamos a unos 45 metros de la cuevita previa al famoso largo de off-width. En parte por las prisas, en parte por evitar tener que ir de primero en aquel largo, Arnau se curró los 45 metros de chimenea con los pocos seguros que pudo poner, escalando con una solidez increíble. Yo le iba asegurando mientras pensaba: si me deja en la base del 6b, yo le saco para arriba y hemos salvado el día. Qué importante es tener un compañero que no se venga abajo cuando vienen mal dadas, alguien que va a seguir dando el callo, solucionando problemas en vez de generarlos. Ninguno dijimos una palabra, pero no hizo falta: él había hecho su parte y ahora a mí me tocaba hacer la mía.

Empiezo el largo clave sorprendido por los tres puentes de roca y el clavo que se acumulan en los primeros metros. Me monto en la fisura y compruebo que después del clavo, efectivamente, van a ser muchos metros sin seguros. Probablemente la forma más lógica de hacer esta fisura sea como la hizo Arnau, solamente con una pierna y un brazo dentro, y aprovechando los pies y las manos que te ofrece la pared de la derecha. Sin embargo yo, con mis miedos, la hice totalmente por dentro, en chimenea estrecha. Es sumamente incómodo y casi doloroso, pero totalmente seguro: no puedes caerte, literalmente. Así superé este tramito de unos 10 metros improtegibles hasta llegar a un pequeño labio donde ya entra un friend bien. De ahí a la reunión, mucho más fácil, mucho más protegible y disfrutón, incluído el espectacular apretón final.

Creo que andaba pensando: ¿cómo has subido por aquí?

El sol comenzaba a esconderse en el horizonte cuando Arnau comenzó el siguiente largo, en el que voló. Pero voló hacia arriba, como debe hacerse. Tirando de matojos y pisando tierra y roca rota, se marcó el largo más cutre en 10 minutos y yo lo recuperé a toda ostia. El último largo, fácil y bonito, me tocaba a mí y así pudimos llegar a la cima sin usar los frontales.

Cuando ves que se te echa el tiempo encima…

Otra cosa fue la bajada, que debido a nuestra magnífica decisión de atacar la vía desde Pont de Montanyana, fue una pequeña aventura. Tirando de GPS e intuición conseguimos encontrar la salida del Diedre Gris, desde la que el camino ya está fitado y te permite hacerlo de noche (si lo conoces bien). Unas horas más tarde, con la tercera copa de vino en el bar, rodeados de amigos y haciendo planes de futuro, ya se nos habían olvidado las chimeneas, la mala roca y la oscuridad.

Yo imagino que escalar en Montrebei hace 20 años debía ser como esto. Porque hicimos aproximaciones que no tocan, teniendo que lidiar con lo que conlleva. Porque hicimos una vía que no se ha descafeinado con el tiempo, sino más bien al contrario, que te pide tratarla como la escalada clásica que es: con mucho respeto y, quizá, dos o tres clavos. Una buena dosis de aventura en la naturaleza en un mundo cada vez más previsible y preparado para consumirse. Que viva Montrebei!


Material: Para ir bien, dos juegos de friends hasta el #1 y uno de cada del #2, #3 y #4. Sin un #6, hay que hacer el 6b de off-width a pelo. Útiles tricams.
Fecha: 12 de noviembre de 2022
Horario: 8 horas

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s